Tierra Adentro

Andrea Chapela

(Ciudad México, 1990), química y escritora. Es autora de cuatro novelas juveniles de fantasía, el libro de ensayos Grados de miopía y de los libros de cuentos Un año de servicio a la habitación y Ansibles, perfiladores y otras máquinas de ingenio. Fue becaria del Fonca en el Programa Jóvenes Creadores y del Ayuntamiento de Madrid en la Residencia de Estudiantes. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura Gilberto Owen 2018 de cuento y el Premio Nacional Juan José Arreola 2019. En 2021 fue seleccionada como parte de los 22 Novelistas Jóvenes en español por la revista Granta. Actualmente estudia la Maestría de Estudios de Asia y África en el Colegio de México.
"Machina sapiens". Rhetosn, 2022. Imagen de dominio público.
0 526

A comienzos de febrero una noticia recorrió mis redes sociales: el Colegio Médico Colombiano hizo una publicación en la que se proponía investigar el uso de los cuerpos de mujeres con muerte cerebral para gestar bebés para las familias que no pudieran embarazarse.
0 1353

Up there, there is a sea Up there, there is a sea Up there, there is a sea The sea's the possibility Land, la penúltima canción de Horses, es una de mis favoritas en el debut de Patti Smith.
0 4439

Después de dos tercios de película, los protagonistas de Los Aristogatos (1970) recorren cada vez más cansados los tejados de París.
0 2869

Los sábados cuando regreso de comer en casa de mis padres, tomo Viaducto, Tlalpan y luego Churubusco.
0 1023

Hace cuatro años, el 8 de noviembre de 2016, día de la elección presidencial de Estados Unidos, estaba en Iowa City.
0 2059

La película Her se estrenó hace siete años, pero todavía cuando leo sobre cómo las inteligencias artificiales destruirán o controlarán a la humanidad, pienso en ella.
0 1389

Lo más fatal que un hombre puede hacer   es tratar de estar soloCarson McCullers, El corazón es un cazador solitario, Seix Barral, España, 2017, p.
0 2034

Puedo contar, con los dedos de una mano, los lugares donde he vivido: la casa de mis padres hasta mis veinticuatro años, un departamento y una casa en Iowa City, un cuarto en la Residencia de Estudiantes de Madrid y este departamento, desde donde escribo ahora mismo, al que me mudé apenas dos semanas antes de que comenzara la cuarentena.