Tierra Adentro

Seguridad

No todos los me-da-mi-halloween son niños como no todos los panes son de dios y yo quisiera que los bancos empezaran a prestar o al menos mejoraran su servicio al cliente sabes que tengo que usar un teclado de plástico para checar mi saldo invaluable en la lucha contra el fraude así que cuando ruedas hacia mí fuera del banco disfrazada y pintada de calaca debo preguntar por el valor de esa finta tan hostil tú claramente te diviertes cosa buena no quiero detenerte en mi isla nada de esto es verdad

Entierro; o el poema ataúd biodegradable

No eres nada sino carbón de Midas. Todo lo que tocas se convierte en informe policiaco. El chico mostró su eléctrico ritmo y yo era de nervios un sismo. Pedos lentos de vaca. La niña confunde un poste eléctrico con la Torre Eiffel. Tú también puedes azar el metal. Mi ventana está llena de hélices. Si todas mis declaraciones implican su historia, ¿cómo podemos empezar? Demolamos el viejo pueblo, baby. Porque yo ya he perdido en varios frentes. Luego del poema estoy gastado como cartucho, como dinero. Oh, linda, podemos ir tan lejos flota por mi flujo hasta que me funda hundido en una tumba sin final.

Poema como topitaria

Jardinero al fresco jala un cuchillo de pan del rosal. STOP. Aparece Al Gore

en una isla fuera de la costa de Second Life (un equipo de Al Jaseera va detrás). STOP.

Yo me geolocalizo en cinco configuraciones: despierto; dormido; montado en la frondosa barda

con la podadora, et caetera. Suave tronido del monitor latencia de carbonos.

STOP. No hay tazer en el clóset; Señala Fallujah con un diccionario de chupitos,

un avatar moreno se desplaza en los campos de jazmín. STOP. Negro como cinta de archivo agotado. Y entonces

para cortar y armar la alheña como obelisco o laberinto de calles empolvadas —esto es un acto

de crueldad sobre el que leo. Corriendo por Babel con casco de soldado

inglés, contemplo la torre, imperio de jardines colgantes; cuánta

historia cabe en un solo lugar. El letargo es suave como los primeros segundos

del sueño.