Tierra Adentro

Reforma tributaria

0 1398

No puedo, ni quiero, ni debo renunciar a un sentimiento básico: la indignación ante el atropello, la cobardía y el asesinato.