Tierra Adentro

Cambio de vida

0 1380

  Un día de marzo de 2005, después de intentar independizarme —sin éxito— de la casa de mis padres, y habiendo regresado con el peso del fracaso a cuestas, mi padre nos sorprendió con la noticia de que una vez más no le habían pagado en su trabajo, y había tomado la resolución de irse de la casa.