Tierra Adentro
Ilustración: Arizbeth Chávez Chacón.

II

A veces un sueño nos caza y no nos deja volver. Le llamamos muerte.

A veces le arrancamos un pedazo al sueño y lo traemos en las manos aún vivo, aún latiendo.

Soñar es una cacería de instantes salvajes e indómitos.

IV

Ir a países a soñar en otro idioma a exportar nuestras narraciones íntimas.

Viajar con la nación bajo los ojos cerrados: Los sueños son patrias portátiles, naciones transitorias.