Tierra Adentro

Guido Arroyo González

nació en la lluviosa ciudad de Valdivia, al sur de Chile, el año que estalló Chernobyl. Escritor y editor, insomne desde los primeros recuerdos. En la capital de su país ha conseguido cartones por Licenciatura en Literatura (UDP), Diploma en Periodismo Cultural (UCH), y actualmente termina el Doctorado en Filosofía con Mención en Estética (UCH). Poemas y cuentos suyos aparecen en diversas antologías en México, España, Argentina, Ecuador y por supuesto, Chile. Ha publicado el libro-objeto Postales Bs. As. (2006), y los poemarios Cerrado por derrumbe (Fuga, 2008), Zonas de Excavación (Pillaje, 2010) y Naturaleza Muerta (Del Temple, 2011). Recientemente publicó el libro La poesía no es personal, que reúne fragmentos de entrevistas del poeta Gonzalo Millán. Ha sido becario de la Fundación Neruda (2008), del Consejo del Libro (2011) y Conicyt (2010 – 2013), y fue editor de general de revista Grifo. Participa del colectivo A la sombra y dirige, desde el 2006, el sello Alquimia Ediciones. Hoy intenta terminar uno de los varios borradores de novela que ha escrito, y traficar el tiempo suficiente como para encerrarse en una cabaña a escribir un diario de vida.
0 2123

  crónica roja pasada por té de jazmín o farándula de un autor que carece de amigos, vida o lana para la terapia –que en todo caso, de nada sirve o tráfico de citas avant la lettre que incitan al público a tocarse el mentón con cara de católicos en misa de latín: polaroid certera de un país anoréxico –no olvidar que la onda de remos de la Niña la Pinta o la Sancta María sigue arrasando nuestras costas: de verdad quisiera comenzar esto diciendo en el principio está mi fin, pero en el paisaje de acá, no hay espacio para llorar sobre los hilos de la hoja porque en las costas de Isla Negra yacen cuerpos esperando sus nombres junto a jeringas restos de afiches presidenciales o metales pesados –no poemas–.