Tierra Adentro

confesión

0 1801

porque también sonreí cuando quería matar Reina María Rodríguez   *   Cuando éramos niños, los ojos de mi hermano eran azul brillantes y los míos, marrón.