Tierra Adentro

Número 191

0 2445

No hace calor.

La construcción de una identidad cinematográfica Los jóvenes de entre veinte y treinta años en México crecieron durante la sequía de cine nacional más grave que hemos enfrentado hasta la fecha.

Históricamente, los sellos han dotado de personalidad y mística a la música, se convierten en registro de una época y una generación en particular y, en muchos casos, han sido sinónimo de calidad de géneros o corrientes.

La anécdota es conocida: alguien le pidió a Borges que diera su recomendación sobre algún escritor joven.